Variables de entorno ¿Cómo usarlas?

Las variables de entorno son parámetros que tienen un valor distinto en cada uno de los entornos de Power Platform. Estas variables nos permiten cambiar esos parámetros durante la importación de una solución.

En este ejemplo veremos como incorporar variables de entornos en nuestra solución para poder aplicar un correcto ciclo de vida de la aplicación (ALM) importando la solución a un entorno de producción y modificando ese parámetro incluido en un Power Automate.

Si no utilizáramos estas variable de entorno, tendríamos que ir a cada uno de los flujos a cambiar el valor de la acción.


Para este caso, vamos a suponer que tenemos una solución que personaliza la integración con SharePoint en una aplicación Power Apps basada en modelos. Para poder realizar esta personalización, necesitamos al menos un Power Automate que cree la carpeta en la biblioteca y sitio de SharePoint correspondiente cuando se cree un registro en una tabla de dataverse.




Si no utilizamos variables de entorno ¿Cómo importaremos la solución a otro entorno?

Deberemos modificar cada uno de los flujos en el nuevo entorno para modificar el sitio de SharePoint y la biblioteca.

Primero deberemos saber como exportar la solución para poder realizar esta modificación.

  1. Si la exportamos como no administrada (unmanaged), después, en el nuevo entorno deberemos cambiar la dirección del sitio y la biblioteca.

  2. Si la exportamos como administrada (managed) primero deberemos asegurarnos que permitimos las personalizaciones para ese flujo de nube y luego modificar la dirección del sitio y la biblioteca.

Si tenemos deshabilitada la opción de permitir personalizaciones, no será posible cambiar el flujo de nube.


¿Cómo utilizar las variables de entorno para gestionar mejor el ALM?


Para utilizar las variables de entorno, deberemos crearlas dentro de la solución.


En nuestro caso, al ser una sitio de SharePoint, crearemos una variable con el tipo de origen de datos SharePoint y tipo de parámetro sitio.



Una vez creado, agregaremos el valor para el entorno.


Luego crearemos otra variable para informar la biblioteca de documentos.

Una vez creadas las variables deberemos incorporarlas a la acción correspondiente de nuestro Power Automate.


Finalmente guardaremos y publicaremos todos los cambios antes de exportar nuestra solución. Cuando vayamos a importar nuestra solución en otro entorno, nos solicitará el valor de esas variables para ese entorno.



Como conclusión: las variables de entornos nos permiten gestionar mejor el ALM de la aplicaciones en Power Platform cuando movemos soluciones entre entornos o cuando estamos actualizando una solución en desarrollo y la estamos importando como administrada (managed) a un entorno de producción.


Si quieres saber de algunas otras buenas prácticas para gestionar soluciones en Power Platform, te recomiendo leer el siguiente blog: Buenas prácticas en el desarrollo de Power Platform Recursos: Usar variables de entorno en soluciones - Power Apps | Microsoft Docs